Saltar al contenido

En el Parque Nacional Podocarpus fue descubierto una de las especies más grandes de los sapos andinos

Este anfibio color café chocolate solo habita en los páramos del nudo Cajanuma a 3400 metros bajo el nivel del mar, esta nueva especie puede llegar a medir 50 milímetros a diferencia de los demás cutines que solo miden 25 milímetros.

El investigador de la Universidad San francisco de Quito Diego Cisneros Heredia también autor del estudio indica que esta especie es la más grande y reconocida de los anfibios que habitan en los páramos de los andes

Al igual que las otras especies el cutin gigante del páramo es de desarrollo directo, es decir que no tiene que pasar por la fase de renacuajo nace formado completamente. Otras de sus características son los parches glandulares ubicados en sus brazos y piernas lo que le da una apariencia musculosa.

Estos anfibios están ubicados desde honduras hasta argentina, el 39% de ellos se encuentran en el ecuador, el investigador del instituto nacional de biodiversidad Mario Yánez Muños señala que los cutines menos estudiados se encuentran en los andes del sur del país..

Gracias a este descubrimiento existe la necesidad de estudiar de manera más permanente los andes de la provincia de Loja y Zamora Chinchipe.

Un programa de monitoreo es el siguiente paso que los investigadores darán para así conocer más sobre la especie, y de esta manera poder ayudar ya que estos cutines actualmente están vulnerables a cualquier amenaza como la destrucción de sus hábitats y la expansión de sectores agrícolas